Motivadores del Aprendizaje

“Si oyes una voz densmiletro de ti diciéndote “no sabes pintar”, pinta, ¡Faltaría más! y la voz se callará.”. – Vincent van Gogh

El término motivación hace referencia a estados internos que activan, dirigen y mantienen la conducta hacia objetivos específicos. Alude también a una asociación de pensamientos, sentimientos y acciones, relacionadas con una determinada situación.

La motivación juega un papel determinante en el proceso de aprendizaje. Por ello, conocer y manejar los elementos que movilizan a las personas, nos permite estar mejor preparados para que se motiven y motivarnos a aprender.

Existen elementos que favorecen la motivación, bien sea de índole intrínseca (relacionada con la satisfacción que se obtiene al realizar una tarea, disfrutando del propio proceso de realización), o extrínseca (asociada a recompensas que generan satisfacción y placer, que la tarea en sí misma puede no proporcionar).

Cuando los estudiantes tienen la posibilidad de indagar, de confrontar criterios y puntos de vista, su interés por aprender aumenta y esto contribuye a desarrollar motivaciones más profundas e intensas hacia el aprendizaje.

Es importante que el estudiante tenga total claridad y coherencia acerca del objetivo de aprendizaje, interés por aprenderlo y disposición para asumir el desafío que este representa.

El ambiente de aprendizaje como elemento motivador, ha de promover la interacción creativa, la cooperación por sobre la competencia, dar lugar a las equivocaciones, a aprender de los errores y a ofrecer espacios de comunicación fluida y respetuosa.

El aprendizaje resulta más motivador, cuando se incluyen en su diseño experiencias físicas (aprender haciendo), que atiendan a las leyes de la memoria (repetir, impactar y asociar) e incorporan sentimientos memorables.

Las experiencias de aprendizaje que promueven la autonomía y la independencia, y en las que los participantes comparten características poderosas, permiten el desarrollo del auto-concepto, lo que a su vez es una fuente importante de motivación.

Cuando damos asignaciones a cada participante de nuestras Experiencias de Aprendizaje, creamos en ellos sentido de responsabilidad, y eso les motiva a querer involucrarse y aprender.

El desarrollo de proyectos alineados al objetivo de la Experiencia de Aprendizaje y los intereses de los estudiantes, que además representen un desafío y promuevan el descubrimiento de habilidades, destrezas, actitudes y valores, constituyen un importante elemento motivador.

El diseño de actividades que impliquen la resolución de problemas, enfoca el conocimiento desde un punto de vista práctico y a través de un desafío, lo que apela a la curiosidad, permite establecer objetivos y crear expectativas. Este proceso motiva a los estudiantes y les anima a aprender con una finalidad específica: solucionar el problema.

Ofrece recursos variados, poco comunes, innovadores y distintos que lleven a realizar actividades emocionantes y placenteras. Haz de tus Experiencias de Aprendizaje una oportunidad única y maravillosa de descubrir, crear, sentir y hacer. De esta manera, tus Socios de Aprendizaje estarán siempre ansiosos y motivados a aprender más y más cada vez.

¿Cuál de las estrategias de aprendizaje que utilizas, resulta más impactante y motivadora para tus Socios de Aprendizaje?

¡Compártela con nosotros!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*